#4. No es tan común ir al psicólogo en Argentina

Se dice que éste es uno de los países con mayor proporción de psicólogos por habitante. Quizá alguna vez pensaste que ir al psicólogo en Argentina es algo común. Y en parte es cierto. Este fenómeno se puede observar principalmente en las grandes ciudades, donde el prejuicio de que “ir al psicólogo es para los locos” ya no tiene relevancia y la terapia se percibe como un recurso valioso para enfrentar dificultades y promover el desarrollo personal.

Pero, ¿hacer terapia es algo habitual?

Depende en dónde. Por ejemplo, para quien vive en Buenos Aires, es probable que hacer terapia sea algo habitual dentro de su círculo familiar, de amigos o conocidos. 

Cuando estudiaba Psicología y todavía nunca había salido de Buenos Aires, creía que esto era algo generalizado en toda Argentina – ¿y quizá en todo el mundo? – . Pero desde que empecé a viajar y, sobre todo desde que empecé a trabajar de forma online, descubrí que esto no es así en todas partes.

Suelo recibir consultas de personas que viven en lugares donde hacer terapia no es tan común. A lo largo de Argentina, en pueblos o ciudades pequeñas, hay personas que no conocen a nadie que haya ido al psicólogo alguna vez. Quizá porque ir al psicólogo está mal visto allí. O quizá porque no hay ningún psicólogo en donde viven. 

Y si hay psicólogos, probablemente quien consulta tenga suficientes personas o lugares en común con éste como para no sentir tranquilidad de hablar libre y cómodamente. Suelo escuchar comentarios como este: “En donde vivo hay pocos psicólogos, y me los cruzo en todos lados: cuando voy al super, en la escuela de mi hijo, en el cumpleaños de mi hermano”.

Las nuevas posibilidades que ofrece la terapia online.

La psicoterapia online  se abrió paso estos últimos años como una opción segura para realizar una consulta de forma accesible y permite que las personas que viven lejos de las grandes ciudades accedan al apoyo que necesitan sin preocuparse por el “qué dirán” o la falta de disponibilidad local.

Desde mi experiencia, entonces, puedo afirmar: no es tan común ir al Psicólogo en Argentina pero de la mano de la expansión de lo online la psicoterapia está llegando a rincones del país a los que antes no llegaba, siendo bien recibida por quienes la necesitan.

¿Cuál es tu situación?

Además de los motivos que mencioné anteriormente, te cuento algunas otras situaciones que llevaron a distintas personas a escribirme e iniciar un proceso terapéutico online. ¡Aclaración! Para para preservar la identidad de las personas que confían en mi trabajo, los hechos a los que hago referencia son tomados mi experiencia clínica, aunque los nombres y lugares son ficticios:

  • Ana vive en Buenos Aires y perdería mucho tiempo trasladándose hasta un consultorio.
  • Lucas trabaja y estudia y necesita flexibilidad de horarios para comprometerse con un espacio terapéutico.
  • Natalia viaja con frecuencia a otros países, le sería imposible sostener su terapia de forma presencial, sin embargo cada vez que está en Buenos Aires tiene sus sesiones en el consultorio.
  • Ian tiene limitaciones físicas por lo que necesita un andador para desplazarse largas distancias y elige hacer terapia desde su casa porque le es más práctico y cómodo.
  • Laura es Argentina, vive en Inglaterra y quiere conversar con una profesional que comparta sus mismos códigos culturales.
  • Mariano trabaja cuestiones relacionadas a la situación de estrés que está atravesando y necesita una profesional con experiencia en este tema que no existe en donde vive.
  • A Clara, que vive en San Luis, una amiga le recomendó que se atienda conmigo porque tuvo una buena experiencia terapéutica y la única opción que tuvimos para hacer las sesiones fue por videollamada.

Si estás buscando psicóloga, tenés que saber que aún teniendo en cuenta las ventajas de la terapia online, existen situaciones específicas en las que recomiendo que la terapia sea presencial. Para saber si este es tu caso, contactame y lo conversamos.

Deja un comentario